Centro Oncológico Internacional

FacebookTwitterLinkedinYoutube

Enfrentar el diagnóstico*

Pocos diagnósticos son tan traúmaticos como el de cáncer. Las reacciones del paciente y sus familiares son impredecibles. La orientación psicológica es fundamental para lograr un andar positivo en el camino del tratamiento oncológico.

Por un lado, como familiar, “lo peor que podemos decir es lo que hace todo el mundo, que dice ‘échale ganas’, porque nadie sabe qué significa eso, mucho menos el paciente. Yo creo que lo importante es no mentir, porque la verdad es lo más valioso”, dice el psicooncólogo José Méndez Venegas, adscrito al CRIT Querétaro.

En cuanto a la reacción como paciente, ésta no debe conducir al escenario catastrófico. “La mayoría de los recién diagnosticados se remiten de inmediato a la idea de la muerte. Sin embargo, es importante enfocarse en el hecho de que este desenlace puede ocurrir al cabo de mucho tiempo de tratamiento y de la evolución misma de la enfermedad”, puntualiza el médico.

Los niños son caso aparte. “A los menores de seis años no se les dice que tienen cáncer porque para ellos el concepto de enfermedad es completamente distinto. Lo que hacemos es explicarles con muñecos y dibujos que tienen un problema en la sangre o una bolita. Y lo más importante que se les debe decir es que los van a picar con una aguja y que duele. A los chicos más grandes sí se les dice muy claro de qué se trata su enfermedad”, comenta Méndez Venegas.

Lo cierto es que, resalta el especialista, los niños se adaptan mucho más rápido que un adulto. “En promedio pueden ser dos o tres semanas para que el niño entienda por qué razón se queda en el hospital, qué es lo que tiene que hacer y los efectos del tratamiento.

“Y aunque en el adulto las reacciones son de tristeza o ansiedad, es muy raro ver a un paciente con cáncer bajo depresión aguda porque aprenden a valorar más la vida. Puedo decir que lo que más produce depresión en este planeta son los divorcios”, reflexiona el psicooncólogo.

En cuanto a la reacción de los familiares de pacientes con cáncer, éstas obedecen al nivel cultural, educativo, laboral y al estilo de vida, “pero generalmente son los esposos quienes frecuentemente reaccionan con aislamiento: tienden mucho a separarse de la enferma a menos de que reciban un buen soporte emocional”, dice el especialista.

Sobre el tipo de soporte psicológico que mejor funciona para tratar conflictos emocionales por un diagnóstico de cáncer, el doctor José Méndez no duda en señalar la terapia cognitivo conductual. “Si el paciente comprende a lo que se está enfrentando, utilizará sus recursos para resolver el conflicto emocional que se presenta. A esta estrategia se le llama estrategia de afrontamiento”.

“La estrategia de afrontamiento tiene dos características: emocional y conductual. Si yo me siento triste, no hago nada, pero si supero la tristeza empiezo a actuar, que es la conducta que se busca. Se sabe que el paciente que colabora, participa y es activo es el que se recupera más rápido”, concluye Méndez Venegas.

*Este texto es orientativo; no es una técnica psicológica usada actualmente en las instalaciones COI.